Comunicación Auténtica

WhatsApp Image 2017-10-05 at 20.57.07

¿Qué es una comunicación auténtica? Desde nuestra reflexión y debate, pensamos que la comunicación auténtica es aquella que es fruto de la conversación con una misma desde una honestidad hacia nosotras y hacia la otra persona. Podemos responsabilizarnos de cómo nos comunicamos con la otra persona, pero no podemos responsabilizarnos de cómo la otra persona va a responder.

Para tener esta conversación con nosotras mismas, nos basamos en los pasos de la CNV que planteó Marshall B. Rosenberg, y a través de ellos, hacemos un viaje personal de reflexión interna. Los pasos que hemos considerado, son:

WhatsApp Image 2017-10-05 at 20.57.27

Paso 1. DESCRIPCIÓN: Como si fuera una escena de teatro. Observa la escena del conflicto desde una perspectiva lo más objetiva posible y sin interpretaciones personales.Vivimos las cosas, nos cargamos de sentimientos y nos vamos a casa… y revivimos todo lo que ha pasado y nos llenamos y nos regodearnos en todo lo que hemos sentido. STOP! Respira… vuelve a la escena y mira la escena con otra mirada, otras perspectivas. ¿Qué ves? ¿Qué escuchas? ¿En qué te fijas? ¿Cómo la describirías? ¿Qué ha pasado? ¿Cómo se han sucedido los hechos?

Aquí el reto que nos encontramos es observar la escena sin evaluarla ni interpretarla. El mejor ejercicio es intentar ver la escena, desde fuera, como si estuviéramos en el público.

WhatsApp Image 2017-10-05 at 20.57.29

Paso 2. PENSAMIENTOS: ¿Qué pienso de lo que he visto?

Rosenberg habla de “identificar y expresar los sentimientos” en el segundo paso y nosotras hemos querido añadir un paso intermedio que sea identificar también nuestros pensamientos, que son diferentes de nuestros sentimientos. Los pensamientos están más relacionados con “cómo pensamos que las otras personas nos tratan” o “qué pensamos de nosotros mismos”.

Es habitual confundir sentimiento y pensamiento. Una clave para identificar si estamos expresando un pensamiento en vez de un sentimiento es fijarnos si habla de una acción de los demás sobre nosotros, de cómo interpretamos el proceder de los demás. Por ejemplo, “me siento excluido”…. la exclusión no es un sentimiento sino un pensamiento, pienso que me excluyen o pienso que me excluyo, habla sobre una acción; y cuando pasa eso puede que tenga sentimientos de soledad, por ejemplo.

WhatsApp Image 2017-10-05 at 20.57.31

Paso 3. SENTIMIENTOS: ¿Qué sentimientos hay detrás de mis pensamientos? ¿Cómo me hace sentir que me excluyan?

Cuando observas cosas que no te gustan, es muy fácil que aparezcan pensamientos que proyectan una realidad que aumenta este desagrado. Sin darnos cuenta nos vemos encarcelados por esos pensamientos y nos separamos de los demás.

Es importante, separar lo que ha pasado de cómo nos ha hecho sentir. Tenemos que hacer un trabajo de desindentificarnos del pensamiento que nos ha hecho interpretar la escena y etiquetar a las personas. Las personas no somos solo lo que hacemos o lo que pensamos.

Desgranar desde los pensamientos, mis sentimientos reales, resulta, a veces, costoso. La clave es conectar con la emoción en tu cuerpo, en el momento de la escena. ¿Cómo es esa emoción y qué sentimiento la define? Vuelve a la escena conectando con tu emoción y tu cuerpo. ¿Qué emoción emergió en ese momento? ¿Podrías rescatarla?

WhatsApp Image 2017-10-05 at 20.57.32

Paso 4. NECESIDADES: ¿Cuáles son las necesidades no satisfechas que me han hecho sentirme de esa manera?

¿Cuál es el origen de esos sentimientos? “Lo que hacen los otros puede ser el estímulo de nuestros sentimientos, pero no la causa” (Rosenberg) ¿Qué necesidad esperaba cubrir y no se cubrió cuando viví esa situación? Cuando somos sinceros y honestos con la necesidad que queremos satisfacer y la compartimos; hay más probabilidad de que la podamos satisfacer. Compartir la necesidad es un gesto de compasión contigo misma y da claridad en mi relación con los demás y conmigo misma.

A veces nos comportamos pensando más en cubrir la necesidad de la otra persona, interpretando cuál es esa necesidad y a veces la información está distorsionada. Cuando nos llega la necesidad expresada de forma clara, empatizamos y es mucho más fácil que le demos respuesta adecuadamente.

WhatsApp Image 2017-10-05 at 20.57.33

Paso 5. PETICIÓN. Las acciones concretas que pedimos para enriquecer nuestra vida.

Nosotras mismas somos las que mejor sabemos cómo satisfacer nuestra propia necesidad. Habrá una parte de esa necesidad que puedes cubrir tú misma y habrá otra parte en la que puedes hacer una petición (sin exigir) sobre cómo podría la otra persona satisfacer una parte de tu necesidad. Aquí es importante preguntarnos: ¿Qué puedo pedir? y ¿Hasta dónde la otra persona puede cubrir mi necesidad?

En este paso es importante que la otra persona comprenda la necesidad que se quiere cubrir, para que la petición también pueda ser entendida. Cuanto más específica, clara, concreta y realista; mejor.

Cuando los demás confían en que nuestro propósito primordial es la calidad de la relación y que esperamos que el proceso satisfaga las necesidades de todos, pueden confiar en que nuestras peticiones son realmente eso y no exigencias camufladas. 

WhatsApp Image 2017-10-05 at 21.06.53

El objetivo es una relación basada en la honestidad y la empatía. Por lo tanto, en la relación con los demás buscaremos expresarnos con honestidad sobre nuestra situación externa e interna, a través de los cinco pasos anteriormente expuestos, y también escucharemos con empatía lo que la otra parte quiere expresar. Es tan importante la expresión honesta como la recepción empática. 

La empatía consiste en una comprensión respetuosa de lo que los demás están experimentando. Requiere de desprendernos de ideas preconcebidas y prejuicios, estando presentes y escuchando con todo nuestro ser. El filósofo Martin Buber describe con estas palabras la calidad de la presencia que nos exige la vida: “Pese a todas las similitudes, cada situación de la vida, como un niño recién nacido, tiene un nuevo rostro que no ha aparecido nunca ni volverá a aparecer jamás. Exige, pues, una manera de actuar que no puede preverse de antemano. No exige nada de otro momento vivido en el pasado, sino presencia, responsabilidad: nos exige a nosotros mismos”.

Cuando creemos que tenemos que “arreglar las cosas” para que los demás se sientan mejor, dejamos de estar presentes. Suele ser frustrante para una persona que necesita empatía que la tratemos como si necesitara que la tranquilicemos o le demos consejos, verificar preguntando antes si lo necesita o no, nos ayudará a estar presentes en el proceso sin proyectar nuestra manera de ver las cosas.

Hasta aquí el enfoque de la Comunicación Auténtica que empieza con la conversación con uno mismo, como proceso personal de aclaración, y con los demás sobre cómo lo estoy viviendo, qué necesito y por donde quiero continuar, en un primer paso para la resolución.

 

Escrito por Ceci y Fono

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s