– TE REGALO UN CONFLICTO – HMM… GRACIAS…

tree-1763781_960_720

 

  1. ¿QUÉ ES UN CONFLICTO?

“Conflicto es inseparable de la diversidad y de la vida, en la homogeneidad no hay conflicto pero tampoco movimiento ni vida”

“El conflicto es inevitable no podemos eliminarlo, es necesario para reconocer las diferencias y apreciar la diversidad”

Si nos vamos a la definición que nos da el DRAE, la primera definición que aparece es “combate, lucha, pelea” y no nos sorprende, porque aunque puede que socialmente no definiríamos el “conflicto” así, el mensaje subliminal cuando hablamos de conflicto es que es algo malo, una pelea o que la guerra ha empezado. Sin embargo, nosotras estamos lejos de ver el “conflicto” como una pelea y creemos en el conflicto como una oportunidad de crecimiento personal y grupal. ¿Por qué? Los conflictos se producen porque existe una diferencia, que puede ser dentro de un grupo, entre dos personas e incluso dentro de nosotras mismas. Existen dos realidades, que están contrapuestas, y alguna de ellas quiere primar o prevalecer sobre la otra. Entramos en la polaridad del Sí y el No, del yo gano y tú pierdes, de elegir o una cosa o la otra. Esa diferencia puede generar un conflicto si no se le da el espacio necesario en el grupo para hablar de esa diferencia y las soluciones a las que se pueda llegar, tampoco son previsibles.

 

  1. ¿POR QUÉ VEMOS LOS CONFLICTOS COMO UNA OPORTUNIDAD?

Los conflictos nos colocan en una situación inusual que supone un reto, la reacción automática ya no es suficiente para estar a gusto y necesitamos dar una respuesta creativa. A veces puede ser una situación incómoda y muchas ocasiones se prefiere esconder, como las pelusillas, debajo de la cama. Al igual que en las películas infantiles, debajo de la cama hay un nuevo universo por descubrir lleno de aventuras que le permiten al niño crecer y madurar, y a los grupos un viaje de crecimiento y maduración. El conflicto nos permite conocernos mejor, estar más vivos y explorar nuestros límites. El conflicto nos obliga a ver las cosas desde otras perspectivas, desde otros enfoques y eso nos abre la mirada y nos hace ver imágenes del grupo diferentes.En muchas ocasiones, los conflictos visibilizan los bloqueos del grupo y prestarles atención, dedicación y tiempo es la puerta para liberarlos.

 

  1. ¿CÓMO PODEMOS VER LOS CONFLICTOS EN EL GRUPO?

acid_picdump_05

Los conflictos nos revelan que algo va mal en nuestros grupos y que debemos tomar medidas para recuperar la armonía y el bienestar grupal. Sin embargo, por la usual aversión a los conflictos, en los grupos tendemos a ocultar o a no ser conscientes de que existen. ¿Por qué? Puede ser porque no se quiere perturbar el ambiente de “amiguismo” que existe, o porque un número de personas con rango en el grupo no quieren que se visibilice esa diferencia y alegan que “en este grupo no hay conflictos”, o porque simplemente nos generan unas emociones difíciles de gestionar porque lo diferente cuestiona lo que somos y no queremos entrar en una gestión emocional, al fin y al cabo, este grupo está aquí para cumplir sus objetivos no para hacer gestiones emocionales. Ante esta perspectiva, plantear una herramienta que nos permita ver los conflictos en un grupo puede resultar difícil, ya que se pretende descubrir un universo en el grupo que se niega constantemente. ¿Cómo nos comportamos en los grupos ante un conflicto?

** Retiro, huida o evitamos el conflicto. Rechazamos la oportunidad que nos brinda el conflicto para transformar nuestros grupos y nuestras relaciones. A veces conviene, ya que también satura estar constantemente gestionando conflictos, pero el no gestionarlos provoca en el grupo frustración, bloqueos, cansancio, el grupo va perdiendo fuerza y motivación y el nivel de participación empieza a caer. A veces no abordar los conflictos provoca que las personas no se sientan capaces, otras pueden sentirse culpables y otras pueden pensar que el conflicto se resolverá sólo.

** Yo gano / tú pierdes.  Cuando los conflictos generan una separación entre las diferentes posturas en el grupo y cada postura pretende “ganar” frente a la otra. Ello genera una lucha de poder, una lucha por conseguir que mi postura gane y a su vez genera la reacción consiguiente de “venganza o rencor” en la persona que no ha ganado. Al final el ambiente en el grupo se vuelve competitivo y todas las personas del grupo pierden.

** Pacto o regateo. En esta situación no se visibilizan las necesidades, los valores, las metas y los sentimientos, sino que se intenta pactar o “regatear” sin mostrar esa honestidad y sinceridad sobre lo que realmente está pasando. Cada postura vuelve a actuar desde su interés, intentando llegar a una situación que le favorezca sin que la otra persona conozca toda la información. Al final, de nuevo, todas las personas pierden porque el conflicto no se resuelve con la negociación, porque no se han visibilizado realmente las diferencias. El conflicto sigue vivo.

** Tú ganas / Yo gano. En esta situación se clarifica las percepciones de todas las personas del grupo, se ponen sobre la mesa los intereses, las necesidades individuales y compartidas; y se crea el ambiente para construir el común y el interés compartido. En este proceso se toma conciencia de las emociones y necesidades que hay en las personas del grupo, hay un reconocimiento, una disculpa y una reconciliación; el conflicto se libera y el grupo empieza a escribir en una nueva página en blanco; sin que haya habido ni vencedores ni vencidos; sino que todo el grupo ha ganado porque ha soltado el bloqueos y el conflicto.

c782e59fb7b77eaca179c4588648362c

¿Cuáles son los síntomas que puede haber en un grupo que tiene conflictos?

  • Puede haber bloqueos a la hora de tomar decisiones, especialmente, aquellas que se consideran estratégicas e indispensables para el devenir del grupo
  • Puede que se haya reducido el índice de participación en las reuniones
  • Puede que el grupo no tenga definida su estructura mínima: visión, objetivos y organización (¿para qué?, ¿qué?, ¿cómo?) porque el grupo no es capaz de llegar a un común
  • Puede ser que haya una desigual distribución del poder y haya personas en el grupo que tengan un rango alto que no quiera enfrentar las diferencias dentro del grupo
  • Puede ser que los procesos grupales y las reuniones se alarguen sin llegar a ninguna decisión o claridad

 

  1. ESCALADA DE LOS CONFLICTOS

Captura de pantalla 2017-04-28 a las 13.50.10

  1. Incomodidad: sensación intuitiva de que algo va mal, con alguien, con un grupo, con tu vida. Es el momento de preguntarse: ¿Hay algo que podría hacer ahora al respecto?
  2. Incidentes: algo poco importante que nos deja con una sensación de preocupación o cierta irritación, por lo que tendemos a olvidarlo.
  3. Malentendidos: cuando nuestras expectativas de cómo deberían ser las cosas no se cumplen.
  4. Tensión: es un estado permanente que acompaña nuestras interacciones con otras personas. Se manifiesta a través de la abundancia de actitudes negativas, de opiniones y conductas que tienen como fin hacer daño, aunque sea de forma sutil.
  5. Crisis: el conflicto se hace aparente, las emociones reprimidas se liberan con fuerza y puede aparecer la violencia.

 

5. ALGUNAS INDICACIONES PARA PREVENIR Y RESOLVER CONFLICTOS

Como los conflictos son parte de la vida, la prevención no significa evitarlos o controlar para que no se den, sino enfocarlos de manera que podamos relacionarnos en ellos con respeto y cuidado. En cuanto cambiamos el enfoque hacia los conflictos y decidimos afrontarlos para aprender y transformarnos, entonces para prevenirlos lo único que tenemos que hacer es tratar de comprender la realidad externa e interna que está latente en el grupo, actuar en coherencia con esas dos realidades y construir una visión de futuro que sea creativa y motivadora.

Aquí compartimos unos pasos que nos pueden servir como estrategias básicas para la resolución de conflictos:

  1. Contención ponerlo bajo control evitando el caos. Las emociones están a flor de piel y pueden saltar en acusaciones a otras personas. Es importante:
    1. Empezar centrando un objetivo, una razón para la resolución del conflicto.   
    2. Convertir el conflicto en desacuerdos manejables.
    3. Convertir la disputa en acuerdo: encontrar punto de coincidencia y tirar de él. 
    4. Acercamiento, propiciar detalles de generosidad mutua.
  2. Confrontación, sacar lo latente y la diferencia entre las partes.
  3. Compasión, escucha activa desde el corazón y actuar con compasión con uno mismo/a y con el otro/a
  4. Colaboración, trascender el conflicto de forma creativa.

arbol del Tule

Cuando en los conflictos aparecen bloqueos o límites, personales o grupales, el proceso de resolución se inicia con una tensión que va escalando hasta que salta la emoción que tiene que ser aliviada. Esto dará paso al reconocimiento de las partes implicadas en el conflicto, que se han mostrado claramente al expresar su emoción. Este es un momento muy importante para favorecer la empatía, responsabilizarnos de nuestro proceso personal y permitirnos hablar claramente de nuestros sentimientos. Para facilitar esta situación es importante cuidar a las personas dándoles el espacio para expresarse y para protegerse, es probable que se den acusaciones personales y ahí hay que ser muy cuidadosos e ir despacio. Es bueno profundizar y permitir que la tensión aumente para que se expresen todas las partes de manera auténtica. Algo que puede ayudar en este momento es visibilizar la responsabilidad de cada persona sobre sus actos y la capacidad que todas tenemos de escucharnos y cuidarnos mutuamente.

La resolución del conflicto es un proceso orgánico de equilibrio de las polaridades y las diferencias en un grupo. Los conflictos son recíprocos, cada una de las partes que entran en conflicto tienen una parte de responsabilidad sobre el conflicto y  por tanto, en su resolución. Si entendemos el grupo como un sistema vivo, la tensión que aparece entre los polos opuestos del sistema será de una intensidad proporcional a la fuerza necesaria para modificar el espacio que los separa. Una vez alcanzada esa tensión con la intensidad necesaria, lo interesante es transformar la barrera que los separa en canal de conexión que los une y permite experimentar las dos polaridades con igual intensidad. Ahí es donde se produce la transformación del entorno y del individuo, las polaridades se reconocen y se entienden en el camino de la resolución. Cada conflicto ofrece una resolución, que será temporal, hasta que vuelva a surgir otro conflicto. 

¡ Te regalo un conflicto!

¡Gracias!

Escrito por: Ceci y Fono

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s